En este artículo vamos a analizar porqué fracasan las PyMES en México. Emprender un negocio es una de las muchas formas que tenemos a nuestra disposición para cumplir nuestro sueños, te queremos hablar de las pequeñas y medianas empresas, esas que cada uno de nosotros decide emprender un negocio y aventurarnos en el mundo del empresariado mexicano.

Pero… ¿te has dado cuenta que la gran mayoría de estas nuevas empresas no sobreviven el primer año de trabajo?, ¿Por qué?, ¿qué hacemos mal?; vamos a platicarlo.

asesoria de negocios chihuahua

Lo dificil de empezar (y sostener) un negocio en México

México, este país en el que todos vivimos y confiamos para que nos de las oportunidades que necesitamos para salir adelante. Por naturaleza, los seres humanos tenemos una tendencia a aspirar a más, buscar mejores condiciones de vida, incrementar nuestra capacidad económica y así satisfacer las necesidades y deseos propios y de nuestras familias.

Emprender un negocio es uno de los retos más complicados que existen a nivel profesional de cualquier persona, es una mezcla entre emoción, terror, incertidumbre y mucha esperanza.

Este cúmulo de emociones te impulsa a soñar en tener un negocio propio, en el que empiezas de cero pero te imaginas llegando a lo más alto de la industria o del giro y sabes, no está mal.

Tener una ambición profesional/empresarial es una cualidad que pocos tienen y de esos pocos, solo algunos logran vencer la barrera del miedo y se “avientan” a emprender.

Si tú eres de ese grupo selecto de emprendedores valientes, te felicitamos y desde este despacho de asesores de negocios tienes nuestro apoyo para salir adelante y triunfar.

Desafortunadamente, la estadística en México indica que

del 100% de empresas nuevas que empiezan en operación, más del 75% fracasan o cierran antes de terminar el primer año, ¿Por qué?

https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/fracasan-en-mexico-75-de-emprendimientos

A continuación te presentamos algunas de las causas por las que las empresas nuevas o “start up” cierran operaciones.

Mala Planeación

Nosotros recordamos que en nuestros años de estudiantes de la universidad, la materia de planeación estratégica nos parecía una pérdida de tiempo y algo sumamente “sencillo”… qué equivocados estábamos!

La planeación de un negocio no debe distinguir si el negocio es multimillonario o es una empresa de reciente creación con cero capital, como empresario es tu obligación realizar una planeación estratégica de tu negocio a fin de que tengas un camino claro a seguir, cómo responder ante adversidades y saber exactamente de qué recursos dispones y desde ahí, aprender a administrarlos para tener un mayor rendimiento en el negocio.

Falta de estudios de mercado

Es muy común que nuestros clientes llegan pensando que su producto o servicio es lo mejor y sabes qué, sí tú lo crees, no dudo que sea el mejor, pero no por ser el mejor significa que exista un mercado para ese producto.

Un buen estudio de mercado, te revelará si tu producto es adecuado para el mercado, es decir, si hay clientes potenciales; te revelará además un rango de precio de venta, en dónde están tus clientes potenciales y qué piensa el consumidor de tu producto o tu servicio, es por eso que cualquier negocio que no tenga un estudio de mercado, es muy probable que no tenga un rumbo fijo y nunca entendamos por qué no vendimos lo que esperábamos. Haz tu estudio de mercado.

Falta de capital

La falta de dinero es, pensamos nosotros, un desincentivo para el emprendedor; es común que tengas una “idea millonaria” pero careces de capital para “echarla a volar”.

El error radica en pensar que, para tener o emprender un negocio necesitas dinero, déjanos decirte que no hay nada más erróneo que eso. Lo que necesitas para empezar es trabajar en tu idea, tu producto o el servicio que quieres ofrecer ¿qué te hace diferente del resto?, ¿Por qué tu producto o servicio es mejor?, ¿hay mercado?

Una vez que tienes resuelto esto quiere decir que ya has trabajado para disminuir un gap de incertidumbre, es decir que, estas seguro que se puede vender y que hay negocio, ante esto, cualquier inversionista estará contento de invertir en ti.

Por el contrario, si no trabajas en disminuir la incertidumbre, nadie se atreverá a arriesgar su dinero en apoyarte en tu negocio.

Cómo Financiar tu Negocio

En este apartado, nos permitimos decirte las formas de financiamiento de un negocio.

Tu propio dinero

Es usar los ahorros de tu vida para meterlos a trabajar asumiendo el riesgo que, según la estadística, juega en tu contra.

Socios

Busca gente que tenga una visión similar a la tuya, que estén dispuestos a trabajar y asumir riesgos compartidos; de presencia no familia ni amigos (confía en nosotros, no es sano).

Inversión de Riesgo

Es buscar la inversión de entes privados que estén dispuestos a invertir en ti, pero para eso necesitas haber trabajado en bajar la incertidumbre; por otro lado, es importante que tengas en mente que estos inversionistas no regalan dinero, sino que esperan un retorno (su dinero de vuelta más interés).

Préstamos bancarios

Los bancos están dispuestos a prestarte dinero, pero no son caridad, al igual que la inversión de riesgo, se espera el pago de intereses.

Préstamos a fondo perdido

Existe una gran variedad de planes de préstamo por parte del gobierno federal, estatal y municipal, así como algunas organizaciones civiles y entidades descentralizadas; lo que te piden no es retorno, sino te piden que crees fuentes de empleo y que tu negocio sea en beneficio de la sociedad.

Falta de técnicas de venta

Vender es sumamente complicado, es manejar la frustración de trabajar con los veinte “NO”, antes de un “SÍ”, es por eso que necesitas sí o sí saber vender o bien trabajar con alguien que sepa vender. En gran número de casos, las empresas de reciente creación fracasan porque nadie supo vender el producto, no supimos mantener el interés del cliente o nunca logramos satisfacer sus necesidades.

asesoria empresarial chihuahua

Falta de organización

El emprendedor tiene un problema, se siente todólogo; el emprendedor cree que por ser su negocio, él o ella tiene que resolverlo todo, el emprendedor vende, compra, promociona, negocia, entrega, produce, empaqueta, almacena, transporta, en fin hace todo y en algún punto la operación falla; ten organizado qué hace quién, tiempos, procesos, calidad, servicio al cliente, en fin arma tu equipo de trabajo para lograr la eficiencia que la falta de organización te quita.

Mala planeación del pricing

determinar los precios de venta es una tarea compleja; lo sencillo es darle un precio de venta a un producto según el costo de producción, es decir, si te cuesta $100, lo vendo en $150. sin embargo esto es incorrecto, determinar un precio tiene más relación en los precios de mercado y lo que la gente está dispuesta a pagar por un producto, entonces si hacer tu producto te cuesta $100, en el mercado se está vendiendo a $200 y la gente está dispuesta a pagar $250, según el primer modelo, estás perdiendo $100 por unidad.

En otro sentido, si el producto te cuesta hacerlo $100 y se vende en $80 tienes que ser más eficiente en tu proceso para disminuir el costo y competir.

Falta de canales de distribución

De nada sirve tener el mejor producto al mejor precio si no puedes hacerlo llegar a tu cliente, es trabajo del vendedor buscar colocar estos productos con distribuidores, en muchas ocasiones las empresas fracasan por no tener los canales adecuados.

¡Asesórate!

Ahora ya tienes una idea clara de qué debes hacer para evitar que tu negocio fracase; en TROYA CONSULTORES estamos listos para ayudarte en estos procesos y apoyarte para que tu empresa crezca; esperamos te sea de utilidad y saber de ti muy pronto.

Leave a Comment